EN LA RED DESDE 2009

lunes, 16 de noviembre de 2015

ALBUM REVIEW: STEELWING - "RESET, REBOOT, REDEEM". Crítica de Diego González.




Así, de entrada, lo primero que llama la atención del nuevo álbum de los suecos es que han modificado notablemente el logo del grupo. Normalmente, en estos casos, estamos ante el anuncio de una nueva etapa, ya sea en la parcela musical o por el cambio de componentes. El cambio está ahí y nos lo quieren hacer ver. Esto, unido a un título como “Reset, Reboot, Redeem”, nos puede hacer presagiar que la formación le ha dado un vuelco a su sonido, ya que los músicos continúan siendo los mismos. STEELWING se restablecen, se reinician. Han pasado casi cuatro años desde su última entrega, “Zone of Alienation”, por lo que se puede decir que un intervalo de tiempo como ese empuja a que la evolución sea más vistosa, si es que se produce. No obstante, STEELWING, que siempre se caracterizaron por su arraigo con los sonidos más clásicos del Heavy Metal, no se desvinculan de esa base en su nuevo álbum, pero sí que le otorgan un enfoque mucho más oscuro a su música. Y aquí es donde radica el verdadero lavado de cara que se han hecho los escandinavos. Un nuevo enfoque que les permite incorporar más influencias de otros estilos.

Para gestarlo han contado con una reputada figura dentro de la escena del death metal sueco como Fred Estby (NECRONAUT, THE DAGGER, ex-DISMEMBER) que graba, mezcla y co-produce en los estudios Gutterview Recorders, aunque tenemos partes adicionales registradas por Nicko DiMarino en los Deep Blue Studios. Verá la luz el próximo 20 de noviembre a través de NoiseArt Records.

Como viene siendo habituales en ellos, vierten su imaginación en temas post-apocalípticos para elaborar sus letras. En este caso, habrá que eliminar el defectuoso estado en el que se encuentra sumida la humanidad para dar paso a una nueva generación ‘transhumanista’ a fin de no enfrentarse a la extinción de la vida en la Tierra. La introducción “Carbon Waste Lifeforms” nos sumerge en ese mundo mientras que, musicalmente, comienza a establecer el tono más oscuro y sombrío que vagará por el álbum. Después suben las revoluciones con “Reset, Reboot, Redeem”, que es el tema más directo y más rápido del total. Asimismo, es el que establece los lazos más fuertes con el pasado de STEELWING, lo que no quita que apreciemos la incorporación de elementos nuevos. Sin ir más lejos, el uso de voces de una tonalidad agresiva, algo totalmente nuevo e inédito en su propuesta. Lo mejor es que no desentona y encaja como un guante. “Ozymandias” es la primera prueba solvente de la transformación del grupo. Ahora sí, este tipo de cortes es el que va a imperar a lo largo del trazado musical impuesto por los suecos. Oscuridad y algunas reminiscencias de KING DIAMOND antes de enfrentarnos a “Och Världen Gav Vika”, canción para la que se han decantado por su lengua vernácula como vía de expresión. Aquí parece que el riff está inspirado en IN SOLITUDE, concretamente me retrotrae al corte “Death Knows Where”, de su tercer y definitivo álbum. Seguimos apreciando que el abanico de influencias es más rico. Todo esto también se traduce en que las voces ganan en riqueza y matices, siempre con ese halo de oscuridad permanente, como es el caso de “Arquitects Of Destruction”, en la que incorporan voces y diálogos en su sección intermedia que parecen sacados de una película, recreando y ensalzando la historia que pretende contar. Este último gana mucho con las escuchas y posee uno de los estribillos más adictivos. “Network” es una especie de interludio de apenas un minuto, con un discurso como protagonista, dejando que el sonido de sintetizadores lo acompañen. Precede a “Like Shadows, Like Ghost”, otro de los cortes más llamativos del álbum, tanto por su fuerza metálica como por su estribillo de cariz más siniestro, con unas voces más típicas del black metal que sirven de contrapunto a un sonido de heavy clásico. Las dos últimas canciones son las más largas y elaboradas. En ambas encuentro pasajes de guitarra que bien pudieran estar inspirados por un tal Andy la Roque. Heavy Metal bien hecho como el que ofrece “Hardwired” o la no menos triunfal “We Are All Left To Die”, cuyas guitarras vuelven a tener reminiscencias de KING DIAMOND y también se aprecia algún toque a lo IN SOLITUDE cuando abordan riffs de cariz más tenebroso. Casi se podría decir que a lo largo de los nueve minutos y medio que dura la exuberante última pista se vislumbra el compendio de ingredientes que hemos venido desgranando a lo largo del trayecto musical de “Reset, Reboot, Redeem”.

Más alejados de las influencias de IRON MAIDEN de sus obras previas, a día de hoy STEELWING parecen un cruce de bandas coterráneas como RAM, IN SOLITUDE, TRIAL o PORTRAIT. Sobra decir que también beben de las mismas fuentes. Definitivamente, este álbum puede marcar el arranque de una era para STEELWING, una etapa que será enjuiciada por el tiempo y por los fans, que serán quienes dictaminen si la manera de reinventarse valió la pena. De todas formas, es un álbum apto para seguidores de las formaciones anteriormente mentadas.

Discográfica: NoiseArt Records.

Listado de temas:

1. Carbon Waste Lifeforms
2. Reset, Reboot, Redeem
3. Ozymandias
4. Och Världen Gav Vika
5. Architects of Destruction
6. Network
7. Like Shadows, Like Ghosts
8. Hardwired
9. We Are All Left Here To Die
    


No hay comentarios:

Publicar un comentario