EST. 2009

EST. 2009

martes, 31 de mayo de 2011

ABSOLUTE POWER: "ABSOLUTE POWER" (2011). Review de Diego González.

 
Cuando se suelen reunir personalidades del mundo de la música para grabar un disco, tales como Simon Efemey (productor de bandas como PARADISE LOST, CROWBAR; aquí vocalista), Shane Embury (NAPALM DEATH, BRUJERÍA; bajista, como de costumbre), Mitch Harris (NAPALM DEATH; guitarrista), Russ Russell (ha producido a gente como EVILE o DIMMU BORGIR; aquí guitarrista) y Ian Treacey (BENEDICTION, MEATHOOK SEED; batería), se suele decir que estamos ante un “supergrupo”, otra cosa, y lo que es más importante, es que estemos ante un “superdisco”. Bien, echando un vistazo a sus componentes y a sus intenciones no pude resistirme a la curiosidad de degustar su contenido. Si Simon Efemey y Shane Embury deciden hacer un disco que recree el espíritu del Heavy Metal de la vieja escuela, dejando a un lado las sonoridades extremas a las cuales han estado más vinculados, cuanto menos hay que catar el producto, hay que estar al loro, y más cuando se requieren los servicios de un solicitadísimo Ripper Owens, que va a prestar su voz  en un estilo en el que es amo y señor. Otro de los artistas invitados es Brian Tatler de DIAMOND HEAD, banda que indudablemente se encuentra en la lista de influencias de ABSOLUTE POWER.
Ellos citan como referentes a bandas como JUDAS PRIEST, SAXON, BLACK SABBATH, ACCEPT o DIO, entre otros. Imagínate lo que puede salir de ahí. Heavy Metal de corte clásico que saboreamos desde el inicio del álbum con el homónimo “Absolute Power” (en el que ya apreciamos a Ripper repartiendo agudos de los suyos), o con el segundo corte, “Sea Of Horns”. Suficiente para adivinar que pocas sorpresas nos va a deparar el disco.

“Raging Pursuer” es un tema muy JUDAS PRIEST, o casi que me atrevería a decir que suena más a HALFORD, de nuevo con la inestimable colaboración de Owens. “Land Of Steel” cuenta con un pegadizo y llevadero estribillo, aparte de tener reminiscencias de bandas más powermetaleras tipo HAMMERFALL. “The Hidden Battle” es un tema instrumental a modo de interludio que precede a “Secrets”, tema bastante normalito. 

En “Full Metal Roar”, por momentos, me recuerdan a los canadienses ANVIL y “Standard Bearer” o “Forbidden Fruit” son casi un homenaje al Heavy Metal británico de comienzos de los ochenta. En definitiva, era ese el sonido que querían recrear.

“Circles” es un tema lento de apenas dos minutos que se fusiona con la brutal “Faster Than The Speed Of Evil”, Heavy Metal poderoso, muy en la onda de los JUDAS PRIEST de la era “Painkiller”, y de nuevo con Ripper Owens a la cabeza. Una manera brillante de culminar el álbum.

Se les podrá acusar de adornar su música con letras llenas de clichés o de no tener un ápice de originalidad, pero vamos, que les importará tres leches. Iban a lo que iban y lo han hecho.

Desconozco si este proyecto tendrá continuidad, imagino que dependerá de la repercusión que alcance este trabajo, del recibimiento que obtenga. El caso es que estoy convencido de que la comunidad metálica lo acogerá con los brazos abiertos.

Discográfica: Feto Records.

Puntuación: 7,8/10.

Listado de temas:

1. Absolute Power.
2. Sea Of Horns.
3. Raging Pursuer.
4. Land Of Steel.
5. The Hidden Battle.
6. Secrets.
7. Full Metal Roar.
8. Standard Bearer.
9. Forbidden Fruit.
10. Cicles.
11. Faster Than The Speed Of Evil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario