POUNDING METAL FEST XI

viernes, 28 de agosto de 2009

CAIN´S OFFERING "GATHER THE FAITHFUL" (2009). Review by Heavy Metal Fire.


En ese país donde el grajo debe volar bajo no dejan de salir buenos álbunes de power metal melódico y con un toque de vanguardismo que los hace diferenciables al resto de bandas de otras latitudes. Hablo de Finlandia.


Cain´s Offering son otro ejemplo de que entre las regiones gélidas y lacustres se cuece metal de alto octanaje. Se trata del proyecto de Jani Liimatainen, otrora guitarrista de Sonata Arctica durante lustros. Tras su marcha en 2007, Jani ya puso como meta la edición de un disco que por fin está aquí.


Liimatainen buscó ayuda en músicos conocidos de la escena finesa, nombres que también se han labrado una reputación. Léase Timo Kotipelto como vocalista, Jukka Koskinen (Norther, Wintersun) como bajista, Mikko Harkin como teclista (militó en Sonata Arctica en sus dos primeros discos) y Jani Hurula, que ha trabajado como batería de sesión.


Como buenos fineses no podían dejar pasar un tema que hiciera referencia al invierno, ¿sabrán estos lo que es el verano? “My Queen Of Winter” es un tema de power melódico que abre el disco de modo acelerado, en el que ya notamos la el gran peso que van a tener los teclados y cómo Kotipelto se mueve como pez en el agua en unos registros cómodos, en los que no fuerza como antaño en tiempos en los que se movía a la sombra de Timo Tolkki. “More Than Friends” se presenta exento de la celeridad del primer corte. Es una gran canción que a mí personalmente me recuerda al la primigenia etapa de Kotipelto en solitario. Su cariz comercial y accesible la puede convertir en un clásico de continuar el proyecto.


Los envolventes teclados del comienzo de “Oceans Of Regret” dan paso a un tema de power metal sinfónico que juega con variedad de tempos. Su inequívoca huella finlandesa, te puede recordar a diferentes grupos del país nórdico. “Gather The Faithful” es un tema instrumental muy en la línea de lo que expone a lo largo de todo el trabajo.


La primera balada del disco llega con “Into The Blue”, una composición que destila mucho sentimiento gracias a la soberbia interpretación de Kotipelto. Tras este gran tema, llega otro que no se queda corto; “Dawn Of Solace” se construye sobre los cimientos de un trepidante riff en los que el teclado y la guitarra corren más que Usain Bolt. Muy en la tradición de Stratovarius o Sonata Arctica, aunque ciertamente me suena mucho más a los segundos y, por supuesto, con doble bombo a saco.


“Thorn In My Side” es un tema de metal vanguardista que fácilmente te recordará a los más recientes Stratovarius. “Morpheus In A Masquerade” tiene una extensión superior al resto de temas por lo que en él se pueden apreciar una variedad de matices más amplia.


El power metal finés más convencional recobra la vida con “Stolen Waters” y la ternura hecha canción late en “Elegantly Broken”, el baladón que pone fin al disco y a la que tristemente, se la puede achacar su ineludible parecido con el hit ochentero “Tell It To My Heart” de Taylor Dayne. Lo mejor es no saberlo.


Visto lo visto, llegamos al parecer de que Jani Liimatainen ha compuesto este trabajo pensando en una verdadera banda y no en el lucimiento personal. Por otro lado, los fans de Stratovarius o Sonata Arctica encontrarán en Cain´s Offering una nueva referencia de su agrado. Estamos ante un álbum que dentro de ese estilo no debería pasar desapercibido.

jueves, 27 de agosto de 2009

CONSTANCIA "LOST AND GONE" (2009). Review by Heavy Metal Fire.


Constancia es un proyecto ideado por Mikael Rosengren, teclista famoso por sus andanzas en Scudeiro, Token o Damned Nation. Él es quien compone y con la ayuda de la otra pieza clave de esta aventura musical, el guitarrista Janne Stark (Balls, Locomotive Breath, Paradize, Overheat, Zello, Mountain Of Power, Overdrive, Audiovision, Planet Alliance), buscó una selección de músicos que dotaran de vida a sus partituras. Contaron entonces con el vocalista David Fremberg (Andromeda, Space Odyssey), el bajista Michael Müller (Jaded Heart) y el baterista ‘Trumpeter’ Svensson (Globe, Locomotive Breath, Six Pack Boogie, Overheat, Mountain Of Power, Mercy, The Cardigans, Faith). Constatado: novatos no son.


Es un producto Frontiers, de modo que ya te puedes imaginar por dónde van a ir los tiros.


Los cortes iniciales son los mejores de todo el trabajo. Así tenemos dosis de potente hard melódico en “Fallen Heroes” y “Troublemaker” con buenas guitarras y elegantes teclados que en estos primeros cortes tienen un papel secundario. Con sus fantásticas melodías guitarreras y su melodioso estribillo, “Blind” tampoco les va a la zaga. Pero a partir de ahora los temas no alcanzan ese nivel y muchos se tornan demasiado normalillos, con alguna excepción.


La balada pianística “Little By You” no es gran cosa, mientras que “The King Is Calling” con el bajo tomando mucho cuerpo, es de lo más progresivo del álbum, pese a que su estribillo desprende ese aroma hard ochentero. “Dying By Your Flames” tiene un riff interesante y un estribillo que de nuevo te lleva al pasado. Aquí ya encontramos un punteo de teclado, donde el artífice del sonido se explaya a su gusto.


De los más flojos del álbum es “Save Me”, que a su vez tiene un aire sinfónico y una ambiente oscuro. También tiene un solo de teclado. Con “No One Like You” retoman la senda de los temas más guitarreros.


“Life Is A Mistery” es una balada semiacústica donde sólo se valen de las prestaciones del teclado para crear esa atmósfera melancólica. Es mejor balada que la primera, pero tampoco es nada del otro mundo.


Lo más tedioso del disco llega con “I Never Say Goodbye”, pieza más rica en matices y más sinfónico, pero sobre todo con la infumable “Wish I Could Fly”, donde la vena sinfónica sigue aflorando y su estribillo es simple cual mecanismo de un botijo. Despiden el álbum con el metal sinfónico de “Lost And Gone”, una composición bastante diferente al resto del por su carácter místico.


La ejecución de los temas es buena, la producción también y el cantante cumple con creces su papel. Pero haciendo balance llegamos a la conclusión de que “Lost And Gone” es un disco correcto sin más.


Todo lo que suene a novedoso tiende a levantar la expectación del público, quizá por esto ellos mismos se hayan atrevido a denominar su música como “Melogressive Metal”. Realmente, no es otra cosa que un álbum de hard rock melódico con algún toque sinfónico.

CHILDREN OF BODOM "SKELETONS IN THE CLOSET" (2009). Review by Heavy Metal Fire.

martes, 11 de agosto de 2009

ALBURQUERQUE ROCK 2009, Alburquerque, Badajoz, 31 de julio y 1 de agosto de 2009.


Por tercer año consecutivo nos disponemos a disfrutar de un modesto festival que año tras año va superándose tanto en calidad como en infraestructuras. En esta ocasión, el recinto de conciertos cambiaba de ubicación situándose en las laderas del Castillo de la Luna.



Antes de comenzar, me gustaría comentar que me hubiera gustado darle más cancha a alguna que otra banda, pero a veces por ignorancia y otras por desidia la cosa queda como queda. Del mismo modo, también me hubiera gustado contar con fotos de más bandas. Pero es lo que hay. No son todos los que son pero son todos los que están.


SHERATÁN está siendo una formación habitual en este certamen. Como viene siendo habitual en los de Montijo hicieron otro concierto para enmarcar. Temas de su fenomenal último disco se mezclaron con imperecederas composiciones metálicas tales como “Condenado” o “En Nombre De Dios”. Todo ello con un sonido espectacular, porque si hay algo que caracterizó a los dos días de festival fue el magnífico sonido del que disfrutaron las bandas que allí se congregaron y con Sheratán, que es un vendaval en directo, para qué quieres más. Heavy Metal con mayúsculas y, seguramente, lo mejor del festival.

Set-list de Sheratán:

-Dulce Venganza.
-A Mi Voluntad.
-La Maldición.
-El Beso Del Mal.
-La Verdad Envenenada.
-Condenado.
-Olvidado.
-En Nombre De Dios.

FOTOS DE SHERATÁN:




MATAVYS es una formación proveniente de Albacete. Fue esa banda que uno tenía curiosidad por ver pese a desconocer su estilo o sus temas. Me sirve como referencia su participación en el festival Granito Rock de 2008, pero ya está. No la conocía pero se ha ganado por derecho propio una reseña en esta sección. Heavy Metal a tres guitarras y toques roqueros, y al frente un magnífico vocalista, que hacía también las veces de guitarrista con una clase indiscutible. Fue una sorpresa de esas agradables y aquí ya hay uno que se va a interesar un poquito más por esa joven formación manchega.


FOTOS DE MATAVYS:




DARKSUN eran a priori las estrellas de la primera jornada, pero el brillo más intenso de la noche ya se había producido antes. Su set se centró en su última referencia, “Libera Me”, de la cual casi se marcan todos los temas. También se atrevieron con una versión de Queen. El vocalista Dani González en directo se muestra más limitado que en los discos. En vivo casi siempre se escuda tras los mismos registros y la banda en sí, no supo transmitir ese ‘feeling’ necesario. No es que estuvieran mal, ni mucho menos, pero insisto, tras ese ciclón devastador de Heavy Metal llamado Sheratán y ese sabor dulce que dejó la actuación de Matavys, que como ya dije gustaron mucho, Darksun lo tenía complicado para hacer olvidar a sus predecesores. No lo consiguieron.
SET-LIST DE DARKSUN:

-Libera Me (Introducción).
-Para Siempre.
-Miedo.
-Como El Viento.
-Dentro De Ti.
-La Traición.
-Huellas En La Arena.
-Esclavos Del Miedo.
-Prisioneros Del Destino.
-Libre Como El Amanecer.
-A Donde Van Las Almas.
-Voces En La Oscuridad.

-La Sombra Tras El Cristal.

-Lágrimas De Un Ángel.
-Tan Lejos.
-Show Must Go On (Queen).
-El Legado.
-El Lado Oscuro.

Le llegó el turno a BUCÉFALO. Ahí estaban ellos, pardos como la tierra, dando un recital de su particular rock, en el que su cantante Carlos Masegosa, “Carlinos”, tuvo tiempo de subirse por las torres de sonido o de lucir sus lampiñas posaderas. Ellos son asina. Pero lo más importante, nos invitaron a levantar polvareda entre otros temas con “Fuera De Aquí”, “El Gurriato” (la respuesta bluesera castúa a “The Jack” de AC/DC), “El Sibarita”, o el clásico final con esa que dice algo así como que hay que enamorar, conquistar… pero en castúo. ¿Cómo era?

AMADEUS editaron su opera prima a primeros de año con el sello Santo Grial. “Caminos del Alma” es un disco que ha tenido muy buena acogida y él fue el protagonista de la actuación de los catalanes. Hay bandas que en directo se superan; Amadeus son una de ellas. Esa es la sensación que queda tras ver su concierto. Y dentro de lo que es su estilo (power progresivo con muchas reminiscencias de los Avalanch de Ramón Lage) deberán estar próximamente entre las bandas más grandes del panorama patrio.

Set-list de Amadeus:

-Por El Río Olvidado.
-La Cruzada Del Miserable.
-La Última Canción.
-Anochecer.
-El Pastor Y La Luna.
-Héroe.
-Before I Forget (Slipknot).
-Fausto.

FOTOS DE AMADEUS:





CENTINELA era el plato fuerte del sábado. La actualidad de la banda albaceteña venía marcada por la edición de un disco acústico llamado “Espinas En El Alma”, pero su show no tuvo nada de acústico. Asimismo, Cano nos informó de la inminente grabación de un nuevo álbum (comenzaban a grabarlo el 3 de agosto).


Los cambios de formación que ha sufrido el conjunto en los últimos tiempos han podido causar mella, sobre todo en lo que al sonido de las guitarras respecta. Al menos esa es la impresión que me dio. Eché en falta más contundencia en las guitarras, que sonaron demasiado bajas dotándole al bajo de mayor presencia. Esta es la única pega que le puedo poner a un concierto que, pese a no ser un espectacular, contentó al público. Yo, personalmente, anhelé algún tema más del primer disco.


Set-list de Centinela:


-Escribiré

-Pánico

-El desterrado

-Rencor

-Mi ley mi voluntad

-Sin Control

-Cerca de Mí.

-Vuelvo A Crear.

-Rey Del Tiempo.

-Como Un Huracán.

-Nueva Vida.

-Tu Paraíso.

-Tiempo De Conquistar.

-Hora De Marchar.

-La Herida.


FOTOS DE CENTINELA:

viernes, 7 de agosto de 2009

CAMPINGS Y ESCOMBRERAS.

Últimamente en ciertos festivales patrios el coste de los tickets se viene escribiendo con tres cifras. El dispendio al que nos incitan responde a una gran cantidad de bandas, de reputación contrastada y gran calidad, que descargarán delante del mejor público del mundo, pero tristemente la antedicha calidad acaba ahí. El fan, que se deja la pasta, quiere un poco de dignidad. Me explico. Los señores promotores que vienen a ser las personas más comprensibles, sensibles y atentas para con quienes hacen que sus ingresos aumenten de forma considerable siempre nos obsequian con una ‘zona de acampada’ gratuita. Detallazo. Llegas al susodicho lugar en el que has de acampar y, para darle más realismo al asunto, sólo faltaría un cartelito que pusiera ‘búscate la vida’. Estás delante de tu añorado lugar de descanso (dos o tres días de fiesta necesitan de reposo, claro) y contemplas, no sin asombro porque es lo de siempre, que tienes delante una verecunda zona de acampada, ya sea un pastizal o una zona pedregosa donde te dejarás la espalda. Primer paso, colocar la tienda. Hasta ahí todo bien. Segundo paso, amarrarla. Pero te encuentras con que ni el increíble Hulk tiene huevos a clavar las piquetas. Ya comienzan los problemas. Estás en el periodo estival con lo que el calor se acopla como compañero de andanzas. Buscas una sombra para colocar la tienda pero la única forma de encontrarla es rezar para que el cielo se nuble y de paso los organizadores pasen un poquito de acojono. Amaneces sin apenas dormir en un charco de sudor porque ‘Lorenzo’ viene pegando y llama a tu puerta... Y todo esto es para la comodidad de los presentes en un festival, una puñetera ‘zona de acampada’ desprovista de cualquier tipo de acondicionamiento necesario para tener un mínimo de confort, de higiene (lo de las duchas ya es de chiste) y lo que es más importante, de dignidad.


Pero si no te gusta, te vas. Sí señor, ahí tienes la localidad más próxima; a kilómetros, donde podrás comprar comida en condiciones sin que te timen. De modo que ya sabes que tienes que ir bien provisto de víveres. Si comes dentro del recinto de conciertos te soplan una barbaridad por un pedazo de pan asqueroso (que no es ni del día y que está conservado para la ocasión) con tres rodajas extrafinas de tal o cual embutido. Vamos, que te quedas con más hambre que los perros del tío Macario. Se puede decir más alto, pero no más claro. Somos los que pagamos y nos tratan como mierda. Esa es la fetén.


No me remito a un festival en concreto, sino a los festivales en general. Y todos sabemos cuáles son. Esos que cuestan una pasta. Si la calidad se paga, entonces nos engañan montones de veces. Empresas promotoras que juegan con la ilusión de unos fans que hacen cualquier cosa por ver a sus ídolos. Se aprovechan de ellos. De nosotros.




He sacado todo esto a colación de un festival que viene celebrándose años atrás en Alburquerque, Badajoz. Hablo del Alburquerque Rock y antes de abordar lo acontecido en el más estricto sentido musical, no quería dejar pasar por alto un aspecto, eso sí, extramusical pero que para los que tienen que desplazarse puede ser determinante a la hora de tomar la decisión de pasar un fin de semana fuera de casa. Me refiero a las disposiciones de la organización para con los asistentes. Al trato en general.



En el Alburquerque Rock nos encontramos con una zona de acampada gratuita que no es una ‘zona de acampada’, sino un verdadero camping (o al menos se le parece), con sus aseos incluidos, su césped y su sombra, artificial, sí, pero sombra al fin y al cabo. Lindando al recinto estaba la piscina municipal. Cerca y a mano bares donde no se subían a la parra con los precios para los que iban a proveerse del líquido elemento que no es agua. Se puede decir que no había problemas de avituallamiento.



El recinto de conciertos tenía unas vistas espectaculares al castillo, así como a dos países diferentes. Una vez allí compruebas que el ‘bebercio’ se sirve a precios populares, que tienen bocadillos con comida a la plancha ricos ricos desde 2´50 €. Directamente cena uno ahí como un campeón. Y todo esto en un festival de dos días cuyo abono costaba ocho míseros euros, que independientemente de que no tocara Heaven And Hell o Iron Maiden (por citar a alguien), también disfrutamos de bandas de Heavy Metal que se lo curran como las que más y que son las que necesitan apoyo de verdad. Ojalá la gente que esta detrás de esta iniciativa, la cual lleva años en marcha, vea recompensado su esfuerzo, que el festival siga subiendo el nivel y que sea un éxito en años venideros. Se lo merecen.

CAULDRON "CHAINED TO THE NITE" (2009). Review by Heavy Metal Fire.

ZANDELLE "FLAMES OF RAGE" (2009). Review by Heavy Metal Fire.

GEFF "Land Of The Free" (2009). Review by Sr. Metalawyer.


CRASH THE SYSTEM "THE CROWNING" (2009). Review by Sr. Metalawyer.